EN | ES

Celebraciones en tiempos de pandemia

En el marco de la pandemia del Covid-19, las autoridades sanitarias recomiendan evitar las multitudes, los entornos cerrados y el contacto cercano con otras personas para frenar la expansión del virus. Sin embargo, en vísperas de las fiestas decembrinas, especialmente Navidad, muchos se preguntan si es posible celebrar estas fechas con familiares y amigos, sin poner en riesgo su salud.

Mascarillas, geles, distancia de seguridad, ventilación o higiene son necesarias para prevenir la infección.

Las autoridades recomiendan que pasemos estas fiestas solos con nuestra burbuja de convivientes. Y si salimos de ese contexto estable, tendremos que tomar precauciones. Sin embargo, no hay una única encrucijada, no es un todo o nada. Existen muchas alternativas, pero hay tres factores que son decisivos en estos días de celebración. Las personas con las que nos agrupemos, las condiciones del lugar en el que nos juntemos y la forma en la que disfrutemos de esa reunión. 

La Navidad es una temporada muy larga en la que tendemos a vernos con personas que no forman parte de nuestro día a día, por lo que debemos permanecer alerta y planificarlo como un periodo de varias semanas, incluyendo aislamientos previos y posibles cuarentenas posteriores. No es lo mismo preparar solo la cena de Nochebuena que las cuatro o cinco reuniones tradicionales con distintos grupos.

El Reino Unido apuesta por crear una burbuja social para todas las festividades, pero en su caso abarca cinco días, y en España se extienden hasta el 6 de enero. Las recomendaciones que planteamos siguen siendo necesarias, pero el riesgo se multiplica de forma notable con cada encuentro y con cada invitado.

Cómo lo celebro

¿En casa o fuera? En casa. La burbuja de convivientes no se expone al contagio al entrar en contacto con otras personas fuera de su hogar.

Permanecer en exteriores o al aire libre, o ventilando los espacios siempre es mejor opción, ya que se ha observado que las probabilidades de contagio son mucho menores.

La hora de la comida: Al compartir alimentos y bebida, se corre el riesgo de transmitir la enfermedad. Ni ensaladas, ni snacks, ni salsas ni otros acompañamientos en el centro de la mesa que puedan convertirse en vector de contagios. Mantener la distancia y permanecer sentados. No poner música para evitar hablar alto. No compartir fuentes. Una sola persona sirve y recoge.

Los encuentros familiares deberían tener un tiempo máximo de duración para evitar altos riesgos, sobre todo para familiares vulnerables. La probabilidad de infección durante estas fiestas “se considera muy alto tanto para la población general como para las personas médicamente vulnerables”, avisó el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC). Por eso, recomiendan encapsular a estos últimos, aislarlos de todo festejo. En EE UU, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tienen un listado específico de personas que no deberían asistir físicamente a las celebraciones.

En el Reino Unido, los expertos temen que se doblen los contagios en los cinco días que durarán las fiestas: “Otras infecciones respiratorias sugieren que la exposición de los miembros mayores de la familia aumenta durante un periodo festivo normal”, advierten. Una importante advertencia para España, donde las fiestas duran dos semanas.

En cualquier caso, los expertos coinciden: mejor mezclarse solo con quienes se comprometan a cumplir las medidas que decidan juntos.

Datos para consultar: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (referencia en español)

Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins (referencia)

DEJA TU COMENTARIO

POST RECOMENDADOS

NOSOTROS

No te preocupes, por tu proceso de Digitalización estamos aquí para poder ayudarlos. Centrarte en las cosas que realmente benefician a tu negocio y déjales a los expertos tu transformación Digital.

CONOCE A NUESTROS PATROCINADORES

PRÓXIMOS EVENTOS

BLOGS RECIENTES

SÍGUENOS!