¿Cómo puedes protegerte de los efectos del COVID-19 si eres pequeño empresario?

El virus no solo ataca a la salud pública, el desplome de los mercados bursátiles, la paralización de todo el sector productivo y ante el cierre de fronteras, tocan tiempos difíciles para todos. Los empresarios también se ven afectados. El gobierno federal y estadal instan a cada uno a hacer su parte para mantener a […]

El virus no solo ataca a la salud pública, el desplome de los mercados bursátiles, la paralización de todo el sector productivo y ante el cierre de fronteras, tocan tiempos difíciles para todos. Los empresarios también se ven afectados. El gobierno federal y estadal instan a cada uno a hacer su parte para mantener a sus empleados, clientes y ellos mismos sanos.

 La Small Business Administration en SBA.gov/Disaster ofrece información para casos de desastre por daños económicos. En este caso, la SBA trabajará directamente con los gobernadores estatales para proveer préstamos a bajo interés a las pequeñas empresas y organizaciones no lucrativas que han sido gravemente afectadas por el coronavirus (COVID-19). Se ofrecerá apoyo económico vital para las pequeñas empresas para ayudar a superar la pérdida temporal de ingresos que están experimentando. 

Las empresas y empleadores deben seguir las orientaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que se actualiza cada día.  Lo fundamental es prevenir la exposición laboral a las enfermedades respiratorias agudas, incluyendo COVID-19, en entornos no sanitarios. 

Para evitar el estigma y la discriminación en el lugar de trabajo, se insta a todos los empresarios a respetar las pautas siguientes:

 Alentar activamente a los empleados enfermos a quedarse en casa y a reportarse con las autoridades cuando se tenga sospecha de estar contaminado por el virus-

Mantener las normas de higiene pautadas para este virus: lavarse las manos con frecuencia y realizar la limpieza del entorno.

Si se tiene que viajar o realizar traslados, los empleados deben tomar medidas de seguridad.

Si se confirma que un empleado tener COVID-19, los empleadores deben informar a sus compañeros de trabajo de su posible exposición al COVID-19 en el lugar de trabajo, pero mantener la confidencialidad como lo requiere la Ley de Americanos con Discapacidades (ADA). Los empleados expuestos a un compañero de trabajo con confirmado COVID-19 deben consultar la guía de los CDC para  cómo llevar a cabo una evaluación de riesgo  de su exposición potencial.

 Problemas comunes que las pequeñas empresas puede encontrar:

Acceso de capital: Ante las variaciones del mercado, se puede afectar la capacidad financiera de una pequeña empresa para pagar la nómina, mantener el inventario y responder a la situación. Las empresas deben preparar explorando y poniendo a prueba sus opciones de acceso de capital para que tengan lo que necesitan cuando lo requieran. Ver acceder a los recursos de capital de la SBA .

Capacidad de mano de obra: se puede ver limitada o con dificultad para cumplir con las actividades.   

Inventario e insuficiencias en la cadena de suministro: con las normativas de cuarentena y aislamiento, las empresas que sigan laborando deben prever como tener los suministros adecuados de inventario para un período sostenido y / o diversificar sus fuentes de distribuidores en el evento de un proveedor no puede satisfacer una solicitud de pedido.

Seguridad y limpieza: si siguen trabajando a pesar de la cuarentena, deben prever también la seguridad y la limpieza continua y mantenerse en contacto con quienes proveen suministros de materiales de limpieza de mantenimiento para asegurar que pueden satisfacer los aumentos de la demanda.

Seguros de los problemas de cobertura: muchas empresas tienen seguro de interrupción del negocio. Conviene consultar con su agente de seguros para revisar su política para entender exactamente lo que están y no están cubiertos en el caso de un incidente prolongado.

Demanda del mercado cambiante: Dependiendo del incidente, puede haber controles de acceso o restricciones a la circulación establecidas que puede impedir que sus clientes lleguen a su negocio. Recursos de la SBA Partners y Oficinas de Distrito han entrenado expertos que pueden ayudar a diseñar un plan específico de su situación para ayudar a navegar los cambios rápidos en la demanda.

Comercialización: Es fundamental para comunicarse abiertamente con sus clientes sobre el estado de sus operaciones, las medidas de protección que ha implementado, y la forma en que (como clientes) estarán protegidos cuando visiten su negocio. Si están cerrados también deben comunicarlo.}

Plan: Como negocio, se sugiere preparar un plan de trabajo, y definir cómo van a hacer en caso de optar por la opción de teletrabajo, o trabajo a distancia.

Fuente: SBA

También puedes leer ¿Adicto a su teléfono inteligente? No tan rápido