Sin duda alguna, el factor determinante de tener “tiempo” para todo es saber cómo administrar ese tiempo y ser efectivos. En nuestro Blog hemos hablado sobre el tema de ser efectivos y es clave saber cómo utilizar las horas del día para lograr el éxito no solo a nivel laboral sino también personal y familiar.

¿Le pasa que sale siempre cuando es de noche? A veces trabajamos más horas de las necesarias. Y la respuesta a eso está en nuestra organización. ¿Se toma siquiera unos 20 minutos para programar qué va a hacer durante el día y sobre todo, qué hará mañana? Hay mucha diferencia cuando sabemos a qué vamos a dedicar el tiempo tanto en el día presente como al siguiente. Entre los beneficios: administración de una agenda, establecimiento de lo prioritario y luego, paz, sí, paz mental. Algo que resulta doblemente beneficioso a nivel de poco estrés y salud.

Veamos como estos simples pasos nos pueden ayudar a descargar el día y a preparar el siguiente:

  • Llevar una agenda o un cuaderno, un organizador o aprovechar las agendas electrónicas como la de Google, son excelentes para anotar las cosas clave.
  • Reunirse al menos dos veces al día o siquiera una vez y plantear qué es lo más urgente, lo pendiente, lo no resuelto. Recuerde que delegar, asignar tareas y hacer seguimiento le hará ver progresos en forma más rápida.
  • Al final del día pregúntese: ¿Culminó realmente con las tareas pendientes? Anote qué le faltó por hacer, si se puede aplazar para el día siguiente (cuidado con la procrastinación o el mal hábito de postergar indefinidamente).
  • Revise la lista de mañana y determine si puede adelantar algo.
  • Establezca prioridades reales sobre aquellas cosas que tiene pendiente, recuerde que urgente e inmediato no se aplica a todas las tareas. Definir cuál tiene prioridad le ayudará a ir saldando el listado de pendientes.
  • Si una tarea no es prioritaria, póngale otra fecha, désela a otro empleado o compañero o elimínela.
  • Revise siempre su calendario o agenda y tache lo que ya está realizado.
  • Aproveche el final de la tarde para darle un vistazo, es la mejor hora. No cuando ya se tiene que ir de la oficina, siempre un par de horas antes. Así tendrá una mejor perspectiva y podrá relajarse en vez de preocuparse. Eso también le ayudará para evitar olvidar citas importantes o compromisos que no se pueden eludir y prepararse como es debido para atenderlos.
  • Si tiene un compromiso muy urgente y que requiere una planificación mayor, no lo deje para último momento. Dele lugar en su agenda y marque los pasos que necesita para cumplir a cabalidad y a tiempo.
  • No deje comunicaciones pendientes: es importante revisar si también sus correos electrónicos están al día, si algo quedó en la bandeja de borradores culmínelo. Eso le ayudará a comenzar el día con la bandeja de entrada ordenada y las tareas cumplidas.

Este tipo de acciones nos apoyan a iniciar el día con la mente libre de preocupaciones. Administrar nuestro día con orden nos ayuda a sentir más libertad y menos agobio a la hora de trabajar. Así se logra la efectividad. Lo mismo aplica para las tareas del hogar, los compromisos personales y hasta planificar los fines de semana y las vacaciones.

Gracias por ser parte de Community Networker. Seguimos comprometidos en apoyarle en su proceso de consolidación en el sur de la Florida. Comparta con nosotros en nuestras redes sociales y recuerde comentarnos sobre sus intereses en temas de mercadeo digital, emprendimiento, networking y estrategia empresarial.