Para las empresas es vital mantenerse presente en las redes sociales. Con el auge que han suscitado y la utilidad que representan para conectar a la gente, otro problema ha surgido: el exceso de contenido. Todo un desafío de mercadeo, pues se hace muy difícil llegar a la audiencia y resaltar.

Así que el reto está en dar con la estrategia de “primera clase”. y no en promover más contenido. Se trata de cuidar cada aspecto y alinear los objetivos y procesos según el mensaje y la visión/misión de una empresa para asegurar que pueda presentar el mismo concepto de marca por medio del implemento de lo digital.

Por Evelyn Navas para Community Networker.

El impacto de las redes sociales

Tan solo en Estados Unidos la publicidad en redes sociales espera una inversión cercana a los $18.4 mil millones de dólares para este 2019. Según datos de eMarketer, la tendencia principal será el uso de contenido, destacando el implemento de los videos, ya que crecerá el segmento en 38.1 por ciento. Esto, debido a lo que representó su utilidad en 2018, que logró recaudar $7.85 mil millones de dólares y se logró posicionar como el formato publicitario más utilizado en redes sociales como Facebook.

Para este año, el uso de este tipo de contenido tendrá un crecimiento del 84.9 por ciento. Por lo tanto, esa será la primera opción a seguir: adoptar un enfoque que tenga como eje principal a la audiencia. Establecer una estrategia clara con objetivos, que aporte valor a sus clientes, con atención y, sobre todo, cumplir con las expectativas, será el punto clave.

Algunas consideraciones

No tener toque humano (personalización):  En las redes sociales, los usuarios quieren conectarse y por tanto prefieren experimentar las marcas a través de la personalización, de sentirse conectados. Es hora de mostrar el lado humano de tu marca. Además de impacto logrará confianza.

Demasiada promoción de marca: En redes sociales se puede perder eso de más es impactante. Los usuarios que ven mucha promoción de marca o producto, se aburren. Es importante que no se vea el perfil de empresa como un medio de propaganda, sino como sitio de información. Ofrece contenido que refleje la cultura de la empresa, que muestre cómo se trabaja en el sitio, guías, infografías y artículos de interés.

Muchos seguidores: la compra de seguidores no siempre es efectiva. las cifras ayudan, pero no siempre hay una interacción real ni un retorno de inversión, pues si te siguen y no hacen nada con tu marca o producto, no generan ventas, no tiene sentido.

Regularidad: Lo ideal es publicar contenido con regularidad. Pasar días sin publicar puede dañar tu estrategia de mercadeo, pues baja el nivel de impresiones y la tasa de participación. Apóyate con la programación de contenido, ofrecen una solución práctica.

Revisar es clave: Nunca publiquen nada que no se haya revisado. Los administradores de redes son útiles, deben además de postear contenido, revisar desde la ortografía, la gramática y la alineación del contenido con la marca y la visión/misión de la empresa. Así como también comprobar si hay errores en imágenes, videos y gráficos utilizados.

Publicidad para cada red: Cada red social ofrece su propio canal de marketing y publicidad: servicios de pago premiumherramientas de acceso y creación de campañas, las cuales permiten mostrar productos directamente al público objetivo, quienes, en función de sus intereses y preferencias, a la larga podrían convertirse en clientes potenciales.

Ofrecer contenido atractivo e interactivo, como imágenes y videos, obtener clientes potenciales y vender utilizando canales de publicidad pagada en las principales plataformas sociales realmente puede aumentar el retorno de inversión.